SOLO LA BIBLIA NOS PUEDE DAR UNIDAD, Y FORTALECER A LA IGLESIA
SOLO LA BIBLIA NOS PUEDE DAR UNIDAD, Y FORTALECER A LA IGLESIA

FORTALECIENDO LA IGLESIA

LA ARMONIA  BIBLICA

INTRODUCCIÓN:

       "¡Mirad cuán bueno y cuán DELICIOSO es habitar los hermanos juntos en ARMONÍA!” (Salmos 133:1)

       < Cuando entramos en la comunión de la iglesia de Cristo Jesús esperamos encontrar el amor fraternal y la armonía de una familia compuesta de personas que han sido transformadas por medio del poder de Dios.

< Creemos haber hallado un refugio de la amargura, malicia y gritería del mundo pagano en el cual nos vemos obligados a vivir.  Suponemos que las sospechas, los chismes y los celos no encontrarán cabida en las actividades del reino de Dios. 

< Lamentablemente, con demasiada frecuencia nos damos cuenta que el Príncipe de la paz todavía tiene súbditos que participan en las contiendas y las disensiones.  Si fuera problema de unos cuantos recién convertidos, quizá no sería tan sorprendente.

< Pero la realidad es que observamos el espíritu contencioso en muchos predicadores, ancianos, diáconos, maestras de niños y de damas, y otros siervos activos que tienen años de ser miembros de la familia de Dios.  Y muchos defienden sus acciones bajo el pretexto de ser fieles a la verdad.

<  ¿Es esta la misma iglesia que condena la división del sectarismo?  ¿Son estos los mismos predicadores que se burlan del concepto de Cristo como Cabeza de más de 300 cuerpos distintos?  ¿Es este el ambiente de amor fraternal en el cual he de ser edificado y animado espiritualmente?

 

       < Ante esta situación paradójica muchos cristianos reaccionan indebidamente.  Algunos deciden

1.(EQUIVOCADAMENTE) que el Espíritu de Dios NO puede estar presente en una congregación que tiene tales problemas.  Desilusionados y desanimados se alejan de la iglesia.  Otros suponen

2.(EQUIVOCADAMENTE) que esto sea el significado legítimo de CONTENDER por la fe y se ponen al lado de la contienda que les parece más correcto.  Un tercer grupo sabe que no es correcto ser contencioso pero estos hermanos también saben que no pueden alejarse de la iglesia de Dios.  No saben qué hacer.  Por tanto, 3.(EQUIVOCADAMENTE) sufren en silencio y le piden a Dios que haga pasar esta crisis para que todo vuelva a la rutina normal en la iglesia.  La apatía hacia las diferentes actividades de la iglesia es casi siempre el resultado.

 

< El propósito  es examinar el problema de las contiendas que surgen entre cristianos y que amenazan con destruir la unidad de muchas congregaciones del pueblo de Dios.  Vamos a tratar de explicar las causas fundamentales de las contiendas y proponer sugerencias prácticas para evitarlas y resolverlas cuando surjan. 

< No es un solo problema y no tiene una sola solución, pero la Palabra de Dios nos revela mucho que nos puede ayudar a gozar de la ARMONÍA DELICIOSA que Dios desea ver en Su familia.  SIEMPRE habrá conflicto entre cristianos.  Nuestra tarea es actuar de acuerdo con el pensar del Espíritu Santo en medio del conflicto, aprender de ello y resolverlo para el bien de la iglesia y la gloria de Dios. 

< No pretendo ofrecerles la solución exacta para todas las contiendas pero sí tengo el fuerte deseo de hacer todo

<  Es fácil DECIR que no debe haber contiendas entre hermanos.  Pero cuando dos o más personas tratan de convivir y colaborar en cualquier proyecto, existe la potencial y aún la probabilidad de cierto desacuerdo.  Cristo reconoció la probabilidad de problemas de esta índole entre aún los apóstoles y dedicó tiempo especial en su oración a Dios rogando que el Padre les ayudara a ellos y a todos los cristianos para que fuesen UNO (Juan 17:11-23). 

LAS CONTIENDAS PERSONALES   Las Causas Fundamentales (1) para romper la armonía en la iglesia

A.    "¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros?  ¿No es de vuestras PASIONES, las cuales combaten en vuestros miembros?" (Santiago 4:1)

B.    Todo ser humano es diferente de los demás.  En su forma más sencilla e inocente el conflicto entre dos personas es el resultado de estas diferencias.  Cuando nos comprendemos mejor a nosotros mismos y a los demás podemos con más facilidad evitar que los conflictos naturales se conviertan en el resentimiento, la ira, el odio y las contiendas. 

C.    Muchas veces el problema aparente NO es en realidad la causa del conflicto.  Es necesario examinar nuestros pensamientos y sentimientos con mucho cuidado y sinceridad para entender lo que nos mueve a contender contra otra persona (y lo que le mueve a ella a contender contra nosotros).  Sabemos que Satanás es aquel que trata de sembrar la discordia entre hermanos.  Pero también hay que recordar que el diablo es muy astuto.  Si él logra que busquemos solamente soluciones superficiales para las contiendas, nos vencerá por medio del engaño. 

D.    Estamos haciendo distinción entre las contiendas que se producen PRINCIPALMENTE por razones doctrinales y las contiendas que se producen PRINCIPALMENTE por razones más personales. 

E.    ¿Cuales son las causas fundamentales de las contiendas personales?  ¿Por qué surgen tantos choques de personalidades en la familia de Dios?  ¿Hay algo que podemos hacer para vivir en paz y al mismo tiempo mantener nuestra identidad personal?

I.  ACTITUDES CARNALES.

A.    Son actitudes humanas y naturales mas no espirituales (Santiago 4:1).

B.    No es obra del Espíritu Santo sino del diablo (I Corintios 3:3; Santiago 3:13-18; Gálatas 5:19-21).

C.    La exaltación de líderes humanos (la POLARIZACIÓN alrededor de líderes):

1.    La fidelidad a un hombre (I Corintios 1:12,13; 3:4). 

2.    La elevación del siervo (I Corintios 4:1,2; Mateo 23:8-12).

3.    La fe en la autoridad o la elocuencia humana [el "encargado" de la iglesia] (Jeremías 17:5-8; I Samuel 16:7).

a.     El propósito de Pablo (I Corintios 1:31; 2:1-5).  Requiere un ESFUERZO ESPECIAL.

b.     Es necedad porque somos iguales (I Corintios 3:18-23).

c.     El resultado (I Corintios 4:6).

D.    La envidia (Juan 11:45-48; I Juan 3:12; Filipenses 2:20,21).

 

II.  LAS OFENSAS PERSONALES (Proverbios 18:19).

 

A.    A veces imaginarias (Hechos 6:1-6).  ¡Note la importancia de la COMUNICACIÓN adecuada!    Compare Filipenses 2:14; I Corintios 10:10; Judas 16.

B.    Las calumnias (I Timoteo 5:19). Se convierten en una ofensa, que rompe la armonía,

C.    Los chismosos (Proverbios 16:28; 26:20).  Es fundamental para romper la armonía,

NEC docta  se reunieron  4 Cuatros predicadores, se reunieron,  para ver cómo, solucionaban su problema

  1. Una dijo pues yo tengo un problema,, que soy muy mentiros,

Los tres habían reconocido, su problema, y querían mejorar, ellos preguntan al otro predicador, bueno y ¿tu cuál es tu problema?

 

4  el cuarto predicador dijo yo también tengo un problema, y este si es grande, preguntan  ¿Cuál es? Es que yo soy muy chismoso, y no mas salga de aquí, contare, lo que ustedes son,  a todos les contare, soy una tumba abierta¡¡¡¡¡

 

De repente  así somos como este hombre, escuchamos algo, y no mas, tarda en llegar a nosotros para publicarlo, decirlo,

 

D.    ¿Por qué nos ofendemos?  SENTIMIENTOS EMOCIONALES FUNDAMENTALES

1.    Me siento enojado.2.   Me siento amenazado o atacado.

3.    Me siento menospreciado.4.    Me siento frustrado u ofuscado.

5.    Siento envidia.6.          Me siento engañado.7.           Me,siento traicionado.

8.    Me siento rechazado o aislado.9.        Me siento presionado o arrinconado.

10.  Me siento avergonzado.

11.  Cometemos un error muy grave si no tomamos en cuenta el aspecto EMOCIONAL de los conflictos porque las emociones en estas situaciones son PODEROSAS.

E.    Toda persona anhela:

1.    Amar y ser amado2.     Pertenecer3.    Ser protegido4.           Comprender y ser comprendido5.     Ser útil

6.    Frecuentemente la satisfacción de los anhelos de una persona choca con la satisfacción de los anhelos de otra persona (aún en la iglesia).

F.    La solución (Mateo 18:15-17; 5:21-24). 

 (2) Sugerencias Prácticas]

1.    ¿Por qué no lo practicamos?  2.           ¿Por qué no funciona?

 

III.  LAS DIFERENCIAS TEMPERAMENTALES.

"Que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura" (Romanos 12:3).

<. Muchas veces los conflictos resultan de no comprender el modo de pensar y reaccionar de diferentes personas.  Acostumbramos hacer referencia a los "choques de personalidad".  No estoy seguro si es la frase más adecuada para describir lo que sucede, pero creo que todos hemos observado contiendas de esta índole.  Muchos suponemos que nuestro modo de pensar y reaccionar es el único aceptable.  Otros ni siquiera comprendemos lo que nos mueve a nosotros mismos a actuar de la manera que lo hacemos.  Por esta razón considero que será muy útil para nosotros que enseñamos en la iglesia tener cierto entendimiento básico de los diferentes temperamentos y el papel que desempeñan en las relaciones fraternales en la iglesia.

 

       <. Hay varios factores que afectan nuestra conducta:  (1)  el temperamento que Dios creó en nosotros; (2)  el carácter que desarrollamos en reacción al efecto que otras personas (especialmente nuestra familia) y nuestro medio ambiente ejercen sobre nosotros (especialmente durante la niñez y la adolescencia); (3) la influencia de Dios o Satanás en nuestro modo de pensar. 

       <. La palabra "temperamento" se refiere a aquella parte del hombre que decide cómo reacciona a otras personas, lugares y cosas.  El temperamento del individuo es afectado por el medio ambiente y por eventos importantes en las diferentes etapas de su desarrollo como ser humano.

 Pero uno también nace con cierto temperamento que es parte de su persona creada por Dios de igual manera que su composición genética (lea con cuidado Salmos 139:13-16).  Estas diferencias natas en los recién nacidos son tan obvias como lo son también las diferencias en los rasgos físicos.  Cada niño trae cierto temperamento básico.  Hay cinco categorías básicas de temperamentos y varias combinaciones de éstas cinco categorías.  Es muy común encontrar una mezcla de temperamentos en diferentes aspectos del carácter de una sola persona.  Los temperamentos básicos son el melancólico, el colérico, el sanguíneo, el supino y el flemático.  Para la mayoría de los cristianos estas palabras descriptivas que usan los psicólogos y consejeros cristianos son nuevas.  Pero trataremos de describir estos temperamentos en términos prácticos y fáciles de entender.  Es importante entender que, en cuanto a las categorías se refiere, no hay temperamento malo.  Por supuesto, en cada persona hay puntos fuertes y puntos débiles.  A cada uno nos corresponde permitir que Dios use nuestros puntos fuertes y al mismo tiempo permitir que Dios nos ayude a eliminar los puntos débiles.  NO debemos creer que estamos destinados a ser de cierta manera y que no hay nada que se pueda hacer para cambiar el carácter de la persona.  DIOS creó al hombre con la capacidad de vestirse del "nuevo hombre, CREADO según Dios en la justicia y la santidad de la verdad" (Efesios 4:24).

 

       Hay tres razones principales por presentar esta información sobre los diferentes temperamentos en este estudio sobre las contiendas entre cristianos:

 (1)  para entender mejor las causas reales de nuestro propio enojo,

(2) para que seamos más pacientes con las debilidades de nuestros hermanos y

(3) para que aprendamos a ayudar a nuestros hermanos en sus debilidades en vez de causarles más problemas por reaccionar indebidamente.

 Por tanto, no intentaremos presentar un análisis completo de los cinco temperamentos básicos SINO aquellos atributos que contribuyen más a los "choques de personalidad" en la iglesia.

 

       [La información específica que a continuación incluimos sobre los atributos de los diferentes temperamentos se basa en parte en información tomada de dos libros muy útiles:  Creation Therapy escrito por Richard Gene Arno y El Varón Y Su Temperamento escrito por Tim LaHaye.]

Algunos de los atributos negativos del individuo que es de temperamento

  1.  MELANCÓLICO

<  son: la inseguridad, el concepto negativo de su propia persona, voluntad fuerte (terco), perfeccionista, fácil de insultar, guarda rencor, vengativo.  Se enoja cuando él mismo u otra persona no cumplen conforme a las normas muy altas que establece en su mente.  Es muy independiente.  Tolera poca interferencia en su vida y se mete muy poco en la vida de otras personas. 

< Le es muy importante dar la apariencia de ser competente.  Se enoja en extremo al ser confrontado por sus errores o si sufre vergüenza pública.  No muestra mucho afecto y requiere de poco afecto de otras personas.

<  Da la apariencia de ser muy frío y hasta soberbio pero esto se debe generalmente a su inseguridad.

Es fácil ver que un cristiano que tiene el temperamento MELANCÓLICO será un elemento importante en muchas de las contiendas personales en la iglesia.  También resulta muy irritante a ciertos otros temperamentos.  Aunque no vamos a considerar los atributos positivos, vale la pena notar que hay muchos y el cristiano melancólico es un elemento muy necesario en la familia de Dios.

 

  1.  COLÉRICO

El Cristino se enoja con mayor facilidad que casi cualquier otro miembro de la iglesia.  Tiene mucho carisma pero la realidad es que la gente lo incomoda.  Es una persona que da mucho énfasis al cumplimiento de la tarea a mano.  También necesita ser reconocido por sus logros. 

  1. Nuevamente ha de ser obvio que el individuo que tiene el temperamento COLÉRICO va a ser la fuente de muchas contiendas y ofensas en la iglesia tanto por la expresión abierta de su enojo como también por el fuerte deseo que tiene de controlar a los demás

3.. SANGUÍNEO.  El cristiano que es chistoso y ruidoso es de temperamento sanguíneo

a. Es aquella persona a la que le encanta estar con otra gente, viajar, y andar "para arriba y para abajo" casi sin cesar. 

b. Lamentablemente su carácter impulsivo lo lleva a hablar y actuar sin pensar en las consecuencias.  Este discípulo se identifica con la importancia del amor fraternal.

 c. Le es fácil expresar su afecto para los demás y desea recibir mucho amor y afecto de sus hermanos.  Es un hermano muy indisciplinado, desorganizado y exagerado en todo.  Se enoja con facilidad pero NO guarda rencor. 

e. No le cuesta pedir perdón, pero no le cuesta tampoco volver a cometer el mismo error.  Le gusta ser el centro de la atención.  Su anhelo más fuerte es recibir la aprobación de los demás y que lo acepten, pero no lo sabe lograr.

f.  Otro punto que a veces causa cierto conflicto con otros hermanos es su falta de disciplina económica.  Gasta el dinero sin pensar en las consecuencias.

       Aunque este miembro de la familia de Dios no causa tantos problemas como los primeros dos temperamentos, siempre tiene atributos y debilidades que provocan a ciertos otros hermanos.

4. SUPINO   el cristiano de temperamento supino tiene debilidades en su carácter PERO no son aquellas que contribuyen a las contiendas.  Es muy servicial, pero es, en parte, porque se considera inútil mientras los demás tienen gran valor.  Desea amor, afecto y aprobación PERO no comunica este deseo a otras personas.  Algún otro cristiano tiene que tener la percepción de reconocer que este hermano se siente solo, menospreciado y sin valor.  De otra manera se resentirá PERO expresará su enojo sencillamente por retirarse.  Desea ser incluido en las decisiones y se resiente si no le piden su opinión, pero no quiere la responsabilidad de tomar la decisión final.  Se deja controlar por otras personas pero luego lo resiente porque se siente obligado a hacer algo que no quiere hacer.

 

       El hermano sereno, flexible, fácil de complacer y de poca energía es de temperamento

5.  FLEGMÁTICO.  No le gustan los conflictos.  Tiende a ser pacificador.  Lamentablemente no reconoce que la confrontación es necesaria en ciertas circunstancias.  No causa problemas EXCEPTO en la frustración que produce para aquellos que lo tratan de motivar, involucrar y cambiar.  Se destaca por la indecisión y la falta de acción.  Sencillamente NO tiene la energía emocional necesaria para activar con entusiasmo.  Resiste el cambio de su modo con terquedad casi invencible.

        Creo que puede entender que no es necesario ser psicólogo ni usar lenguaje científico para aprovechar esta información práctica y comprendernos mejor en la familia de Dios. 

En las iglesias de Cristo respetamos mucho el concepto de VERDAD ABSOLUTA.  Entendemos que lo que Dios ordena no está sujeto a los gustos personales del individuo.  Desgraciadamente tenemos la tendencia de pensar de la misma manera en nuestras relaciones fraternales.

 Suponemos que hay 1 y solamente 1 manera correcta de pensar, actuar, y reaccionar como cristianos en determinada situación.  Nos frustramos cuando otros hermanos no reaccionan de la misma manera que nosotros (con la misma calma, o la misma indignación, o la misma compasión, etcétera).  Es importante que tomemos en cuenta que DIOS nos ha creado a todos con temperamentos diferentes.  También es necesario reconocer que las experiencias de cada persona han afectado el desarrollo de su carácter.  Esto significa que mientras es FÁCIL que el hermano FLEGMÁTICO reaccione con calma y dignidad ante una situación conflictiva, esto es MUY DIFÍCIL para un discípulo COLÉRICO.  De la misma manera es muy FÁCIL que el cristiano COLÉRICO se sienta motivado a trabajar con entusiasmo y sacrificio de tiempo para un proyecto de evangelización, pero esto es CASI IMPOSIBLE para el hermano FLEGMÁTICO.  Es vital que recordemos que "Dios ha colocado los miembros CADA UNO de ellos en el cuerpo, como ÉL QUISO" (1 Corintios 12:18).

 

       Por supuesto, todo cristiano, del temperamento que sea, tiene que sujetarse al Espíritu de Dios y permitir que Dios lo vaya reformando conforme a la imagen de Cristo Jesús

(Efesios 4:22-24; Romanos 8:29; 12:1,2).  No es correcto pensar:  "Así soy y así seré porque Dios así me creó."

 Una cosa es reconocer que Dios, en Su gracia, me acepta tal como soy.  Otra cosa muy diferente (y muy errada) es pensar que Dios me seguirá aceptando así si no hago ningún esfuerzo por ser transformado en la imagen de Cristo. 

Es también deber de todo cristiano ser instrumento de Dios para ayudar en la transformación y edificación de sus hermanos en Cristo (Efesios 4:12-16; Colosenses 1:28,29). 

Esto requiere mucha paciencia, amor y diligencia.  Es una tarea interminable, pero lleva FRUTOS ETERNOS que valen la pena.  Es magnífico (y muy importante) reconocer que todos tenemos nuestras debilidades y defectos de carácter y recibirnos unos a otros con todo y defectos. 

Pero NO es correcto pensar que uno no tiene ninguna responsabilidad de cambiar su modo de ser para el bien de los demás.  La iglesia tiene el derecho de esperar que cada miembro trate de seguir el modelo perfecto de la vida de Cristo.  Si un miembro no crece, es indebido usar su temperamento como pretexto para que continúe estancado espiritualmente.  Si un cristiano persiste en ser divisionista, no es la voluntad de Dios que Su pueblo tolere tal actitud bajo el pretexto de su temperamento (vea Tito 3:10,11; Romanos 16:17,18).

 

 

 

 

 

 

FORTALECIENDO LA IGLESIA

LA COMUNION.

Introducción:

Para que haya una iglesia fuerte, necesitamos conocer, y saber con quienes, podemos tener comunión. Las congregaciones locales de la iglesia de Cristo tienen comunión. Abrazamos unánimes, una misma fe, una misma creencia, una doctrina,

<  solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo,  y un Espíritu,  como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor,  una fe,  un bautismo, un Dios y Padre de todos,  el cual es sobre todos,  y por todos,  y en todos.  Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Efesios 4:3-7)

 

 

 

Comunión   v. Compañerismo

Salmo _25:14        la c íntima de Jehová es con los que le

Pro_3:32             mas su c íntima es con los justos

Hechos 2:42        perseveraban .. en la c unos con otros

1Co_1:9             por el cual fuisteis llamados a la c

1Co_10:16      ¿no es la c de la sangre de Cristo?

2Co_13:14     la c del Espíritu Santo sean con todos

Fili_1:5         por vuestra c en el evangelio, desde el

1Juan_1:3      que también tengáis c con nosotros

1Juan_1:6        decimos que tenemos c con él, y andamos

 

Esta comunión, fortalece la iglesia.  De Cristo, cuando un miembro de la iglesia o miembros de la iglesia, tienen comunión, con alguien, que no está en comunión, con nosotros, esto daña a la iglesia.

  1. EL CRISTIANO NO DEBE TENER COMUNION CON EL PECADO.
  1. A.      Alguien puede decir, que no está de acuerdo, con lo que enseña fulano o sutano, pero tiene compañerismo.
  2. B.      Hay quienes dicen si estoy cerca del, podre hacerle cambiar, de su error. Doctrinal. Muchas veces resulta lo contrario,
  3. C.      Es necesario  reconocer a que ellos  hermanos, que enseñan o creen diferente, doctrina, de la que yo puedo leer, en el Nuevo testamento.
    1. 1.       Los que enseñan y creen mal del matrimonio, sobre el adulterio,

(Mat 5:32 N-C)

 

 

 

 

Y yo digo que quien repudia a su mujer (salvo caso de fornicación) y se casa con otra, adultera.

(Mat 19:9 N-C)

 

Cuando se le pierde el sentido bíblico, puede llegar a la mente de una personas, hs pensar que puede haber divorcio, por cual quier causa, y que ambos cónyuges pueden casarse, sin cometer pecado.

Hay dos razones bien claras,  alguien puede casarse, porque su cónyuge le sea infiel.  O porque su cónyuge muera, puede casarse sin cometer pecado.

No podemos tener comunión, con aquellos que han salido, de la iglesia.  Por creencias o  doctrina difente, o por que ha estado en práctica del adulterio. Y luego levanta, un nuevo grupo, con el nombre de “iglesia de Cristo”  al verlo  con el ojo humano, se mira bien,

Pero hay muchos textos, que nos enseñan, que no debemos, tener comunión, con los que practican el pecado o enseñan el error, no importa quién sea el culpable

Este es el mensaje que hemos oído de él,  y os anunciamos: Dios es luz,  y no hay ningunas tinieblas en él. (1Jn 1:5 RV60)

 

Si decimos que tenemos comunión con él,  y andamos en tinieblas,  mentimos,  y no practicamos la verdad; (1Jn 1:6 RV60)

 

Todo el que se extravía y no permanece en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la doctrina, ése tiene al Padre y al Hijo."  (2Jn 1:9 N-C)

 

Si alguno viene a vosotros,  y no trae esta doctrina,  no lo recibáis en casa,  ni le digáis: ¡Bienvenido! (2Jn 1:10 RV60)

 

Porque el que le dice: ¡Bienvenido!  Participa en sus malas obras. (2Jn 1:11 RV60)

 

No se trata de los sentimientos, usted puede querer, a un hermano, en la fe, pero si se ha extraviado, de la doctrina de Cristo. Y si usted le recibe, como si no pasa nada, usted, está teniendo comunión, col él.

 

No debe haber comunión, con los hermanos que enseñan el error..

 

Salieron de nosotros,  pero no eran de nosotros;  porque si hubiesen sido de nosotros,  habrían permanecido con nosotros;  pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.  (1Jn 2:19 RV60), algo que debemos aprender es que tarde o temprano, el error saldrá, será descubierto ¿Qué harán los fieles?, lo corregirán, hablaran con él, y tendrán que aplicar los textos que hablan de no tener comunión, con el tal. Mateo 18: 15-17  Rom 16:17 1 Corintio 5   2Ttes 3

 

 

 

 

 

 

 

Juan 17:21 el padre el hijo esta unidos, ellos nunca estuvieron en desacuerdo,,

 

Cuando  Cristo Oro por la Unidad, no lo hizo por las denominaciones, estas iglesias son edificadas por hombres, y todo lo que hacen estas denominaciones, es ordenado por hombres,

 

 

 

Cada cristiano debe velar por que haya comunión espiritual. En la iglesia

Debe fijarse en los que perturban la doctrina de Cristo.

 

Más os ruego,  hermanos,  que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido,  y que os apartéis de ellos. (Rom 16:17 RV60), hay quienes quieren que usted, cante, que predique, que ore,  Hebreo) Mesiánicos)…Yahua, yahue  Chamachia.

 

Al hombre que cause divisiones,  después de una y otra amonestación deséchalo,

(Tit 3:10 RV60) que ha pasado, con los casos que suceden dentro de la iglesia, pobrecito el hermano¡¡¡ démosle  tiempo, el se arrepentirá, algundia,¡¡¡

 

Hoy dia hay muchos falsos maestros.

 

 

Y Jesús les dijo: Mirad,  guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.

(Mat 16:6 RV60) usted  debe velar no de la persona, sino de la falsa doctrina, que traen  estos falsos maestros.

con toda humildad y mansedumbre,  soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, (Efesios  4:2 RV60)

por lo tanto exhortamos a todo cristiano a contender, defender la fe

 

Amados,  por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación,  me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judá 1:3 RV60)

 

No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas;  porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia,  no con viandas,  que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas. (Heb 13:9 RV60)

 

 

Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso,  sino amable para con todos,  apto para enseñar,  sufrido; (2Ti 2:24 RV60)

 

Dios  nos mantenga en esta comunión, con el  el Padre, con Cristo, con el espíritu santo,

 Carlos Morgan

 

 

 

 

 

FORTALECIENDO LA IGLESIA

TEMA:   la unidad de  la iglesia:

Texto (Efe 4:3) solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;

Propósito: enseñar y mantener la unidad en la iglesia, no le agrada a Dios que haya divisiones, pleitos,  ect

Introducción

 

  1. Qué hermoso es cuando la iglesia mantiene la unidad y junta sus brazos, haciendo una cadena, no hay nada que pueda estorbar, la paz y la unidad en la iglesia ¿Qué unidad hay en cada congregación local? Si usted  echa una mirada a la iglesia primitiva, siempre se le recomendó mantener la unidad,

        1 . Os ruego,  pues,  hermanos,  por el nombre de nuestro Señor Jesucristo,  que habléis todos una misma cosa,  y que no haya entre vosotros divisiones,  sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

(1Co 1:10)

     2.  Cuando yo era niño,  hablaba como niño,  pensaba como niño,  juzgaba como niño;  mas cuando ya fui hombre,  dejé lo que era de niño.(1Co 13:11)

     3. solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;(Efe  4:3)

    4. Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo,  para que o sea que vaya a veros,  o que esté ausente,  oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu,  combatiendo unánimes por la fe del evangelio, (filipenses 1:27)

   5. para que sean consolados sus corazones,  unidos en amor,  hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento,  a fin de conocer el misterio de Dios el Padre,  y de Cristo, (Col 2:2) el amar al hermano es fundamental.

   6 Finalmente,  sed todos de un mismo sentir,  compasivos,  amándoos fraternalmente,  misericordiosos,  amigables; (1Pe 3:8)

 

Para fortalecer la iglesia es necesario tener unidad> entre el cristianismo.

  1.  

 

Siendo uno solo el pan,  nosotros,  con ser muchos,  somos un cuerpo;  pues todos participamos de aquel mismo pan. (1Co 10:17) debemos mantener la unidad.

 

 

Porque así como el cuerpo es uno,  y tiene muchos miembros,  pero todos los miembros del cuerpo,  siendo muchos,  son un solo cuerpo,  así también Cristo. (1Co 12:12)

 

Ya no hay judío ni griego;  no hay esclavo ni libre;  no hay varón ni mujer;  porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. (Gal 3:28)

 

hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios,  a un varón perfecto,  a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; (Efe  4:13)

 

Aun las personas que no son cristianas saben que  el cristianismo debe abrazar unánimes la unidad, la paz, y rechazar las discordias, pleitos, chismes, ect. Porque somos uno en Cristo. Hay casos que su suceden, dentro de la iglesia. Y  no hay la madures para solventar ese problema, y esto llega a oídos de los no creyentes, cual es la actitud de estas personas,  si entre ellos no se  soportan, peor con los que no son miembros.  Seria insólito pensar que no abra problemas en la iglesia,

 

De manera que yo,  hermanos,  no pude hablaros como a espirituales,  sino como a carnales,  como a niños en Cristo. Os di a beber leche,  y no vianda;  porque aún no erais capaces,  ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales;  pues habiendo entre vosotros celos,  contiendas y disensiones,  ¿no sois carnales,  y andáis como hombres? Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo;  y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales? ¿Qué,  pues,  es Pablo,  y qué es Apolos?  Servidores por medio de los cuales habéis creído;  y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. Yo planté,  Apolos regó;  pero el crecimiento lo ha dado Dios. (1Co 3:1-6)

 

Eso causa división  cuando algunos cristianos piensan así,

 

 

Sino que el hermano con el hermano pleitea en juicio,  y esto ante los incrédulos?

(1Co 6:6) es vergüenza cuando entre los cristianos discutimos, por una cosa insignificante. Las divisiones debilitan al cristianismo. De repente hay inmadurez en los cristianos. Y podemos solucionar un conflicto,

 

Pues en primer lugar,  cuando os reunís como iglesia,  oigo que hay entre vosotros divisiones;  y en parte lo creo. (1Co 11:18)

 

Hermanos,  no seáis niños en el modo de pensar,  sino sed niños en la malicia,  pero maduros en el modo de pensar. (1Co 14:20)

 

Algunas cosas que fortalecen a la iglesia

 

  1. Predicar el mismo  evangelio
  2. Hechos 2:36-38 y 41-42 y 47 los tres mil personas
  3. Hechos 8 :4 y 12 los de Samaria
  4. Hechos 8:36-38 el Etíope
  5. Hechos 16: 14 Lidia

La conversión fue de la misma manera, el mismo mensaje les fue predicado.

El numero de los discípulos crecía en gran manera, eran muy unidos, sembrando la misma semilla de salvación.(La palabra de Dios.) hoy día es lo mismo cuando predicamos el mismo evangelio, nacen cristianos nada mas, y la iglesia de Cristo se fortalece, los cristianos predicamos el evangelio para traer gente al rebaño. De Cristo.

Nadie es dueño de la iglesia. Ni los predicadores, ni  el grupo de varones es dueño de la iglesia. Todos trabajamos a beneficio de la iglesia, y para la iglesia.

 

¿Qué,  pues,  es Pablo,  y qué es Apolos?  Servidores por medio de los cuales habéis creído;  y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. Yo planté,  Apolos regó;  pero el crecimiento lo ha dado Dios. Cuando creer que el trabaja, y que por el hay. Lo que hay en la iglesia,  esa persona está enferma, los que predicamos, solo somos un medio por el cual las personas conocen el evangelio de Jesús. Cuando hay  predicadores, varones, cuando ejercemos un dominio, dominante, hacia la iglesia, lo más probable. Es que haya división. Y esto  no fortalece a la iglesia. Sino la debilita.

B. Vigilar a los que causan Tropiezo.

Esto  fortalece a la iglesia. Estar  vigilando que no haya hermanos que causen tropiezo en contra de la doctrina de Cristo.

Más os ruego,  hermanos,  que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido,  y que os apartéis de ellos.

(Rom 16:17)

¿Cuándo hay un caso de estos que están causando división que hacer?

 

1, debe  enfrentarlo y señalarlo. Este hermano está causando división. En la iglesia, con su falsa doctrina.

  1. Sepáralo  como lo hizo la iglesia en corintios 1Corintios 5:11
  2. Evitar la levadura
  3. Oh Timoteo,  guarda lo que se te ha encomendado,  evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas,  y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, (1Ti 6:20).
  4. Señalar a los falsos maestros

Raymon fox, y sus seguidores. Roberto Funes Ramón Villatoro Pablo Montalvo  Zacarías Moz, Edgardo Torres, y todos los que se unan con ellos,

Recuerde que antes teníamos unidad, con ellos ahora no, pero ellos están  fuera, pero  debemos tener unidad los que estamos en la iglesia.

 

La gloria que me diste,  yo les he dado,  para que sean uno,  así como nosotros somos uno. Yo en ellos,  y tú en mí,  para que sean perfectos en unidad,  para que el mundo conozca que tú me enviaste,  y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

Padre,  aquellos que me has dado,  quiero que donde yo estoy,  también ellos estén conmigo,  para que vean mi gloria que me has dado;  porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.  (Juan 17:22-24)

 

Carlos Morgan

 

 

Fortaleciendo a la iglesia de Cristo.

 

 

Llevado los Unos las Cargas de los Otros

Gálatas 6:1-5

Introducción.

A.    Sobrellevar las cargas de otros her­manos quiere decir restaurarlos cuando pecan (Gál..6:1).

B.     Indica responsabilidad. Los miem­bros del cuerpo se preocupan unos por otros (1 Cor. 12:25). No pueden ser indiferentes cuando algún hermano sufre física o espiritualmente.

I. Sorprendido En Alguna Falta.

A. "Sorprendido", "Prolambano ... de ser atrapado en una falta, Gá 6:1, donde el significado no es el de detectar a la per­sona en el acto mismo, sino que esta per­sona sea sorprendida por el pecado, al no estar vigilante". Así entienden la palabra los señores Vine (citado aquí), Vincent, Meyer, Barnes, Lenski y los hermanos McGarvey y Lipscomb. Otros hombres eruditos creen que la palabra significa detectar en alguna falta antes de que pueda escapar o esconder su pecado. Entre estos son los señores Lightfoot, Ellicott, Thayer, Arndt-Gingrich y Robertson.

B.   Debemos "huir" del pecado (1 Cor. 6:18; 10:14; 2 Tim. 2:22), pero aun así el hermano más fiel puede tropezar (puede ser sorprendido por el pecado). ¡Cuánto más si no vigilamos! (Mat. 26:41; 1 Ped. 5:8; Hech. 20:28; 1 Tim. 4:12). Somos sor-prendidos en transgresiones debido a nuestra ignorancia, debilidad, el poder engañador del pecado, el mal ejemplo de otros hermanos, etc.

C.   En alguna falta, no en algún equívoco insignificante, sino paraptoma, "transgresión" (VM). "Denota una infrac­ción, una desviación, de la rectitud y verdad, Mt 6:14,15 (dos veces) ... En Gá 6:1 la referencia es a 'las obras de la carne' (5:19), y el pensamiento es el de que el creyente es sorprendido con la guardia baja, tomando la transgresión ventaja de este hecho". Es lógica esta ex­plicación, porque Pablo acaba de hablar de las obras de la carne.

II. Restauradle.

A.   ¿Qué hacer? Restaurar y no amputar como si tuviera gangrena. Es posible que algún miembro la tenga (2 Tim. 2:17), pero Pablo no habla de los tales en Gál. 6:1. La palabra "restaurar" viene de la palabra " katartizo, remendar, equipar completamente, se traduce 'restaurad(le)' en Gá 6:1, metafóricamente, de la restau­ración, por parte de los que son espiri­tuales, de uno que ha sido sorprendido en una falta, siendo que el tal es como un miembro dislocado del cuerpo espiritual. El tiempo está en presente continuo, lo que siguiere la necesidad de paciencia y perseverancia en el proceso". La palabra se usa en Mat. 4:21, "remendaban sus redes". Heb. 12:12,13 es semejante a Gál. 6:1, "levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado".

B.   ¿Quiénes deben hacerlo? El verbo es plural y se refiere a los "espirituales". Pablo acaba de describir "el fruto del Espíritu" (5:22,23). Desde luego, los espirituales son los que llevan el fruto del Espíritu (los que están "llenos del Espíritu", Efes. 5:18). ¿Somos espirituales o somos carnales? 1 Cor. 3:3, "porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales?" Nos' conviene consultar frecuentemente la lista de las obras de la carne (5:19-21) y preguntarnos si acaso somos en algún sentido carnales. Los tales no deben participar en restaurar a los miembros caídos. ¿Cómo podemos corregir al hermano si estamos mal nosotros mismos? (Mat. 7:1-5). Debemos practicar lo que enseñamos (Rom. 2:17-21) y no ser como los fariseos que "dicen, y no hacen" (Mat. 23:3).

C.   ¿Cómo hacerlo? "Con espíritu de mansedumbre", fruto del Espíritu. La palabra "mansedumbre" significa la com­pleta humildad delante de Dios y su palabra. Los mansos están sujetos a la corrección de Dios y, por lo tanto, tienen paciencia con sus hermanos caídos. La mansedumbre es fuerza con gentileza. No quiere decir cobarde. No tiene nada que ver con la debilidad o timidez. La persona mansa se enoja cuando debe enojarse, en la forma apropiada y solamente durante el tiempo necesario. La mansedumbre es lo opuesto del orgullo y la arrogancia. Acompaña en muchos textos la humildad (Efes. 4:2; Col. 3:12). El espíritu de mansedumbre es necesario para aprender (Sant. 1:21), para corregir (2 Tim. 2:24,25), para responder (1 Ped. 3:15), para ganar al incrédulo (1 Ped. 3:1-4), y para restaurar al hermano. Hermanos mansos están dispuestos a considerarse a sí mismos, recordando que ellos también pueden ser tentados. En esta misma carta Pablo demuestra la mansedumbre (la gen­tileza) en su manera de escribir a los Gálatas (por ejemplo, 4:19,20, "Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros, quisiera estar con vosotros ahora mismo y cambiar de tono, pues estoy per­plejo en cuanto a vosotros"). Pablo simpa­tizaba con los hermanos más débiles. 2 Cor. 11:29, "¿Quién enferma, y yo no en­fermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno?" De esta manera nosotros también debemos tener compasión para identificamos con los hermanos más dé­biles. El ejemplo perfecto de la manse­dumbre con respecto a los pecadores es Jesús mismo (Luc. 7:36-50).

III. Sobrellevad y Cumplid.

A.      Sobrellevad, "soportar como una carga", ayudar a otro a llevar una carga. Somos miembros unos de otros. Cuando un miembro padece, los demás sufren con él (1 Cor. 12:26,27). La carga del hermano del v. 1 es muy pesada y lo está des­truyendo. Es necesario ayudarle para que pueda vencer sus debilidades.

B.      Los unos ... los otros. Hermanos es­pirituales deben estar muy dispuestos a "sobrellevar" la carga de su hermano. Hay que ayudarle a soportarla. Pablo dice repetidas veces "unos y otros". Nuestra relación con Dios depende de nuestra relación unos con otros.

C.   El v. 2 se explica en el v. 1. No con-viene aislar el v. 2 y aplicar esta ex­hortación a otros asuntos. Es verdad que hay muchas "cargas" y de distintas clases, pero en este texto el sobrellevar las "cargas" de otros hermanos se explica en el v. 1. Las "cargas" son las enfermedades espirituales y sus consecuencias (la tris­teza, la vergüenza, el remordimiento). Si somos espirituales y restauramos con es­píritu de mansedumbre al hermano caído en transgresión recordando que también nosotros podemos caer, entonces de esa manera sobrellevamos las cargas de otros hermanos.

D.   Cumplid la ley de Cristo. Esta frase da énfasis a lo serio del asunto de restau­rar hermanos caídos. Los que poseen las cualidades necesarias y llevan a cabo esta obra cumplen la ley de amor enseñada por Cristo (Gál. 5:14; Jn. 13:34,35; Sant. 2:8). Llevan a cabo la obra de Cristo de salvar almas. Sant. 5:19,20, "Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados". El que practica esto hace la obra de Cristo.

IV. El Que Se Cree Ser Algo.

A.      ¿Quién será? Obviamente es el hermano que no practica la enseñanza del v. 1. No lo hace porque es indiferente ha­cia su hermano, y es indiferente porque cree que él no puede caer. No toma en se­rio lo que Pablo dice en 1 Cor. 10:12, "El que piensa estar firme mire que no caiga". Este es el hermano "vanaglorioso" de 5:26.

B.      No siendo nada. No tiene fuerza espiritual. No es espiritual sino carnal. Hablando espiritualmente es un "cero" pero él cree que es un "cien". Sería buen negocio comprarlo por lo que vale y venderlo por lo que él cree que vale. Los espirituales que obedecen el v. 1 son hu­mildes, están conscientes de sus propias debilidades, y tienen temor de caer ellos mismos. Están muy conscientes de la lucha entre el Espíritu y la carne (5:16). Por lo tanto saben ayudar al hermano necesitado. Pero el hermano del v. 3 cree que no puede caer y no tiene ningún temor. Las obras de la carne no le presen­tan ningún peligro según él. No es nada, pero se cree ser algo. Se engaña a sí mismo.

C.      Más alto concepto. Rom. 12:3, "que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener". Otra vez vemos que este problema es muy básico, es la raíz de mu­chos males.

V. Cada Uno Someta a Prueba Su Propia Obra.

A.   ¿Por qué? ¿Por qué dice Pablo que cada uno debe someter a prueba su propia obra? ¿Qué tiene esto que ver con lo que acaba de decir? Cada miembro debe examinar su propia vida ante el espejo de la palabra (1 Cor. 11:28; 2 Cor. 13:5; Sant. 1:25). Cada miembro debe examinar con cuidado su propio corazón, su carácter, su obra, su conocimiento, y hacer una evaluación adecuada de sí mismo antes de examinar al hermano. Si no lo hace, es imposible que ayude al hermano, y si lo hace reconocerá que tiene         flaquezas y debilidades. Posiblemente encontrará alguna transgresión de la cual no se ha arrepen­tido. Por lo menos se acordará de trans­gresiones pasadas y aunque sean perdo­nadas servirán para que se humille y sea más tolerante hacia otros sus hermanos.

B.   Tendrá motivo de gloriarse. Si el exa­men de la propia vida ante el espejo de la palabra de Dios indica que en verdad uno es aceptable delante de Dios, bien. 2 Cor. 1:12, "Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros". Pero el que tiene concepto errado de sí mismo (v. 3) será decepcionado.

C.    Sólo respecto de sí mismo. Encon­trará en sí mismo una fuente de puro gozo y no dependerá del aplauso de otros. No tendrá gozo por haberse comparado con otros (Luc. 18:9-12; 2 Cor. 10:12). No será feliz solamente cuando sonrían otros, ni miserable cuando éstos no le aprueben. Tendrá, como Pablo, la aprobación de una conciencia limpia. Pero el que tiene más alto concepto de sí que el que debe tener depende del aplauso inconstante de otros.

D.    Cada uno llevará su propia carga. ¿Choca el v. 5 con el v. 2? En el v. 2 Pablo dice, "Sobrellevad los unos las cargas de los otros", pero en el v. 5 dice que "cada uno llevará su propia carga". El v. 5 significa que cada quien -- el hermano sincero y fiel o el hermano orgulloso y arrogante -- tendrá que aceptar          la consecuencia de su clase de vida. Cada quien será juzgado por lo que es en realidad.

Conclusión.

A Gál. 6 conectado con Gál. 5. La exhortación de Gál. 6:1-2 está relacionada con lo que había dicho en los versos anteriores acerca de las obras de la carne y el fruto del Espíritu; es decir, cuando algún hermano cae en pecado, los otros miembros deben demostrar su espiritualidad (5:22,23) en restaurarlo.

B.   Siervos inútiles somos. Los miembros fieles del cuerpo de Cristo son útiles para el Señor (2 Tim. 2:21), pero es por la gracia de Dios ("por la gracia de Dios soy lo que soy", 1 Cor. 15:10). Nadie puede jactarse (1 Cor. 1:29). Aunque seamos fieles, de todas maneras estamos cons­cientes de muchas flaquezas y tenemos que luchar diariamente contra la carne. Siempre debemos ser "pobres en espíritu" (Mat. 5:3). Con esta actitud no será difícil obedecer lo que Pablo dice en Gál. 6:1,2. Recuérdese la advertencia del v. 3, "el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña".

C.   La disciplina correcta requiere esta actitud porque sin ella no se puede prac­ticar la disciplina bíblica.

 

 

Fortaleciendo a la iglesia de Cristo

 

 

Tema> Predicar a Cristo por Envidia y Contienda

       "Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente" (Fil. 1:15,16). ¡Imagínese! Predicar a Cristo por envidia y contienda.   

     C.. "Echthros, denotando primariamente aborrecido u odioso... aborreciente, hostil, se usa como nombre, significando un enemigo, adversario". En el primer siglo había mucho odio y hostilidad entre varias clases de gente, pero los que obedecieron al evangelio llegaron a ser un solo hombre (cristiano) (Efes. 2:14-16). Hay solamente un cuerpo (una iglesia) (Efes. 4:4), y los pueblos conflictivos deberían vivir y convivir en armonía en este cuerpo. Ya no somos lo que ‚ramos. Ya hemos cambiado.

        "Miseo, odiar, aborrecer, se usa especialmente de sentimientos maliciosos e injustificables hacia otros". Aquí está la explicación del odio de los hermanos: son llevados por los "sentimientos maliciosos". "Nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes ... viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros" (Tito 3:3). ¿Eramos o somos? Obviamente algunos  miembros de la iglesia todavía se aborrecen unos a otros. Su actitud y sus acciones lo demuestran.

¿Cuál es la diferencia entre nuestra  vida pasada y nuestra vida presente si todavía somos "aborrecibles, aborreciéndonos unos a otros"? Desde luego, diremos, "Pero yo no aborrezco a nadie, menos a mis hermanos", pero el aborrecer es como el amar, las dos cosas se reconocen solamente por sus acciones. No importa la profesión de amor porque los hechos hablan por sí solos.

Cuando hermanos no se llevan bien, no se aguantan, se condenan unos a otros, y siempre llevan campaña para destruir la influencia y reputación unos de otros, con toda seguridad se puede decir que se aborrecen. Los evangelistas debemos poner el buen ejemplo para los demás hermanos para eliminar todas las obras de la carne de nuestra vida.

  1.  ¿hay envidia entre nosotros? Si no, ¿por qué hay tanta rivalidad? ¿Por que hay tanta competencia? ¿Por qué creemos que no hay lugar en el reino para cierto evangelista simplemente porque su personalidad choca con la nuestra? ¿o porque no nos gusta su manera de obrar? ¿o porque no estamos de acuerdo en asuntos de juicio y opinión? Si nuestro rechazamiento de él no es por causa de envidia, ¿como se explica el problema?
  2. "Hairesis denota (a) una elección; luego, aquello que es elegido, y, por ello, una opinión, especialmente una opinión voluntariosa, que toma el lugar del sometimiento al poder de la verdad, y  que conduce a la división y a la formación de sectas, Gá 5:20". Esta palabra significa un grupo que no se somete a la palabra de Dios,
  3. Corinto

       G. ¿Exito o derrota? "Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá " (Mat. 12:25). Lo que Jesús dice en esta ocasión es bien aplicable hoy día al problema entre los predicadores del evangelio. Sus pleitos carnales ponen toda clase de trabas a la obra. Nos conviene estar unidos en la lucha contra el pecado y el error (el sectarismo, el liberalismo, costumbres mundanas, etc.), pero muchas veces luchamos unos contra otros. Los soldados del Señor dejan de pelear contra el enemigo para pelear unos contra otros.

"No Te Necesito"

       El caso de muchos predicadores -- como también de otros hermanos -- es precisamente como Pablo lo describe en 1 Cor. 12:21. La actitud de ellos para con otros predicadores se expresa con las palabras, "No te necesito". Si no necesitamos unos a otros, estamos mal. El grupo de evangelistas del cual leemos en Hechos no tuvo esta actitud. Pablo era apóstol de Jesús, pero dice acerca del joven Timoteo,

 "Nadie le tenga en poco, sino encaminadle en paz, para que venga a mí, porque él hace la obra del Señor as¡ como yo" (1 Cor. 16:10). Ninguno de los evangelistas del Nuevo Testamento "sobraba". Ningún evangelista tenía el derecho a rechazar y menospreciar a otro evangelista por causa de las diferencias personales, choques de personalidad y asuntos de "no me gusta".

La División Causada por La División

       Uno de los problemas más serios entre nosotros es el que es creado por causa de la división de la iglesia en alguna parte. "Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones (hairesis, secta, herejía, partido), para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados

" (1 Cor. 11:19). Pero sucede que en el caso de la división de alguna iglesia varios predicadores del área inmediata, como también de otras partes (aun de otros países), se involucran de alguna manera, algunos identificándose con uno de los grupos y otros con el otro. La división de alguna iglesia de Cristo es una cosa horrible.

En todo caso hay pecado. Algunos están mal y posiblemente todos. Visitamos unos a otros, predicamos en otros lugares cuando somos invitados y, por eso, si somos invitados a predicar por uno de los grupos divididos, es necesario investigar lo mejor que podamos y decidir si tendremos comunión con ellos o no.

 Algunos evangelistas participarán con un grupo, otros con el otro. Al hacer esta decisión seria podemos cometer un grave error, porque por lo menos uno de los grupos de la división está mal (si no los dos).

 En todos los casos de la división de alguna iglesia los hermanos de otras partes no estarán de acuerdo en cuanto a qué grupo está bien y qué grupo está mal. Algunos hermanos visitarán a uno de los grupos y participarán con ellos, y otros hermanos visitarán al otro grupo y participarán con ellos.

       A consecuencia de esto, los hermanos -- y sobre todo, los predicadores mismos -- que se involucran con uno de los dos grupos llegan a ser enemigos unos de otros. Aunque vivan lejos de la iglesia que se dividió, se hacen enemigos, considerándose unos a otros como infieles. Se quejan y murmuran unos contra otros, ya no quieren colaborar en nada, y escriben cartas y hacen llamadas telefónicas para destruirse el uno al otro como lo hacen los políticos y otros hombres del mundo (1 Cor. 3:3). Esta práctica es en extremo absurda. "Hermanos míos, esto no debe ser as¡".

       El "razonamiento" de algunos es así: "Si usted tiene comunión con ese grupo que a mi juicio es infiel, entonces usted también es infiel, y ya no quiero tener comunión con usted". Una pregunta: ¿hasta dónde se puede llevar este razonamiento? Supongamos el siguiente caso: El hno.

A, un hermano fiel con el cual he colaborado por años, tiene comunión con la iglesia B que, según el juicio mío, es infiel; por eso, ya no puedo tener comunión con el hno. A. Ahora bien, el hno. A es invitado a predicar por una iglesia fiel en la misma ciudad donde yo vivo, una iglesia con la cual siempre he tenido buena comunión.

 ¿Debo suspender también la comunión con esta iglesia amada? Según el razonamiento de algunos hermanos, sí, y no solamente con ésta, sino también con todas las iglesias que reciban al hermano A. ¿Qué táctica potente del diablo para destruir la comunión entre nosotros!

       ¿Qué hacer, pues? Cuando hay división en alguna parte, cada quien tendrá que usar su mejor juicio en decidir con quiénes (con qué grupo) tendrá  comunión, pero nadie debe imponer su propio juicio y su propia decisión sobre otros en cuanto a qué‚ grupo sea fiel y qué‚ grupo infiel. Es necesario que haya respeto mutuo.

Meditar en estos textos

       Por lo tanto, conviene hacer un estudio detenido de los textos que hablan de la relación apropiada entre hermanos. Si vamos a enseñar, tenemos que ser enseñados (Esdras 7:10; Rom. 2:21). Jesús tuvo que enseñar a sus doce apóstoles que aunque ellos ocuparan doce tronos para juzgar las doce tribus de Israel (Mat. 19:28), tenían que ser dóciles como niños (Mat. 18:3,4).

Muchos hermanos -- y aun evangelistas -- de iglesias conservadoras no han aprendido esto. ¿Tendrán más alto concepto de sí que el que deben tener? (Rom. 12:3) ¿No quieren humillarse para ser pacificadores? ¿Aman la contienda más que la unidad de la iglesia? Toda actitud carnal pone trabas gravosas a la obra.

Ensanchar el Corazón

       Dice Pablo, "Nuestra boca se ha abierto a vosotros, o corintios; nuestro corazón se ha ensanchado. No estáis estrechos en nosotros, pero sí sois estrechos en vuestro propio corazón. Pues, para corresponder del mismo modo (como a hijos hablo),

ensanchaos también vosotros" (2 Cor. 6:11-13). Muchos hermanos tienen su corazón muy estrecho unos para con otros, como los corintios eran estrechos en su corazón hacia Pablo. "Admitidnos: a nadie hemos agraviado, a nadie hemos corrompido, a nadie hemos engañado" (2 Cor. 7:2). Pablo dijo,

 "Aceptadnos en vuestro corazón" (BAS). El quería que ellos hicieran lugar para ‚l en sus corazones. El corazón humano tiene gran capacidad para aceptar a muchos, pero lamentablemente hasta hermanos lo cierran unos contra otros.

¿Cómo se puede ensanchar el corazón estrechado? Expresar el amor (buena voluntad) a los que nos rechazan: "pues ya he dicho antes que estáis en nuestro corazón, para morir y para vivir juntamente" (2 Cor. 7:3), y tener siempre una buena actitud, dispuesta a perdonar, a tolerar y a ayudar. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación" (Rom. 14:19). "Busque la paz, y sígala"

 (1 Ped. 3:11). "Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor ... Permanezca el amor fraternal",  (Hebreos 12:14; 13:1).

       Amados hermanos, es obvio, pues, que debemos dar mucha atención a los siguientes textos y estudios sobre la relación que debemos tener unos con otros. Una iglesia fuerte, necesita poner en acción  la unidad.

 

 

Fortaleciendo a la iglesia de Cristo

 

 

                                             Somos Miembros Los Unos De Otros

Romanos 12:1-5

Introducción.

       A. El tema de la carta a los romanos es "La justificación por la fe" (Rom. 1:16,17; 3:24,25, etc.). Pablo presenta este tema en los primeros once capítulos.

       B. Muchos abusan de la gracia (5:20-6:1). Por eso Pablo explica con mucho énfasis que la vida de los que se salvan por la fe es una vida de sacrificio y santificación, y no de libertinaje. (6:2-23).

       C. Rom. 12:1 dice, "Así que", conectándose las exhortaciones prácticas del resto de la carta con la explicación de la salvación por gracia. Los primeros once capítulos no son teología fría sin aplicación alguna; sobre la base de lo que se había presentado en ellos, debemos ordenar y consagrar nuestra vida a Dios.

       D. Miembros unos de otros. En los ver. 4,5 Pablo introduce la figura o ilustración de los miembros de un cuerpo físico como simbólico de la función de los miembros del cuerpo de Cristo. Los ver. 1-3 describen la naturaleza de éstos.

 I. Presentar El Cuerpo En Sacrificio Vivo.

       A. ¿Es vil el cuerpo? Para los griegos el cuerpo era vil y malo, la prisión del espíritu. Para ellos el cuerpo era despreciable y vergonzoso. Por eso, muchos no podían creer que Cristo llegara a ser carne (1 Jn. 4:2,3). Pero véanse Heb. 2:14; 10:5.

       B. Es el templo del Espíritu Santo. Pablo dice claramente que nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, 1 Cor. 6:19,20.

       C. Debemos servir a Dios, pues,  con todo nuestro ser, tanto con el cuerpo como con el espíritu. Debemos servirle cada día en los trabajos ordinarios, los hombres en su empleo, las mujeres en sus tareas domésticas, los jóvenes en la escuela.

       D. Heb. 9:13,14, Cristo ofreció su cuerpo una vez por todas como sacrificio completo y adecuado para expiar los pecados del mundo. Por lo tanto, no ofrecemos nuestro cuerpo a Dios como sacrificio por el pecado.

       E. M s bien, el sacrificio del cuerpo es un sacrificio de paz, de acción de gracias, de comunión con Dios. Compárese 2 Crón. 29:31. Bajo la ley el holocausto era sacrificio de consagración. Todo el cuerpo fue consumido sobre el altar, simbolizando una consagración total al Señor. Compárense también Fil. 4:18; Heb. 13:15-16.

       F. Dar lo mejor al maestro. Los jóvenes deben dar la fuerza de su juventud al Señor, y no esperar hasta que estén viejos y  enfermos. Recuérdese Mal. 1:6-8. Los israelitas no podían  ofrecer pan inmundo, ni el animal ciego o cojo o enfermo al Señor. Desde luego evangelizamos a todos los hombres. Todos son invitados. Pero muchos aprenden la verdad durante su juventud y posponen la obediencia, rehusando dar lo mejor al Maestro.

       G. No debemos inventar servicios. Dios no quiere que sus hijos inventen sacrificios, tales como penitencias, peregrinajes (yendo arrodillados a algún templo), camas de espinas, flagelaciones, etc. Tampoco debemos buscar persecuciones. Véase Col. 2:20-23.

       H. Es nuestro culto racional. Este servicio es completamente racional (lógico y razonable). Somos posesión de Cristo y es digno de nuestra entera consagración.

II. No Os Conforméis A Este Siglo.

       A. Somos gobernados por Dios y no por las costumbres, actitudes y modo de actuar de la gente mundana. Muchos miembros de la iglesia se preocupan por lo que sus familiares y amigos mundanos piensen, quieran o no quieran. Les gusta mucho la sonrisa de ellos y temen su desaprobación.

       B. Es necesario ser transformados por la renovación de la mente. Esto sucede cuando recibimos los pensamientos de Dios (Isa. 55:8.9) y nos sujetamos a ellos.

            1. Nuevo nacimiento. Esta transformación se realiza en el nuevo nacimiento (Jn. 3:5; 1 Ped. 1:23; Tito 3:5).

            2. La nueva criatura (2 Cor. 5:17) tiene la mente renovada, es nueva persona. "De Cristo estáis revestidos" (G l. 3:27).

       C. "Para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta". La palabra comprobar significa verificar, reconocer y entender a través de la experiencia propia. Nuestro conocimiento de la palabra de Dios no debe ser solamente intelectual, sino también experimental. Debemos vivir la buena voluntad de Dios, y no simplemente estudiarla y hablar de ella.

 III. No Tener Mas Alto Concepto De Sí Que El Que Debe Tener.

       A. La humildad. Los miembros del cuerpo de Cristo deben ser humildes. La humildad es una característica básica de ellos. Sin esta cualidad, es imposible desarrollar las otras cualidades enseñadas por el Nuevo Testamento. Véanse Mat. 5:3; 18:1-4. La primera bienaventuranza tiene que ver con los "pobres en espíritu" (los humildes), y tenemos que ser como niños dóciles (humillarnos) para entrar en el reino de los cielos. ¡Qué maravilla que haya tantos miembros de la iglesia que no quieren ser dóciles como niños!

       B. Sacrificio vivo, transformado. El v. 3 empieza así, "Digo, pues", indicando que hay conexión entre los ver. 1,2 y lo que sigue. El sacrificio vivo es humilde. El que no se conforma al mundo, sino se transforma a la imagen de Cristo es humilde. Y el humilde reconoce lo que significa ser miembro del cuerpo.

       C. El orgullo es el peor enemigo del cuerpo. Por eso no debemos juzgarnos por el dinero, la educación, los talentos y capacidades que tengamos, sino simplemente como miembros del cuerpo que reciben bendiciones de Dios que deben ser usados en Su servicio.

D. Por lo tanto, cada miembro debe pensar de sí mismo con cordura (prudencia, buen juicio).

IV. Conforme A La Medida De Fe Que Dios Repartió A Cada Uno.

A. Medida de fe. No se refiere a la fe subjetiva. No es la fe en Dios o la fe en Cristo, porque esta fe viene por oír la palabra de Dios (Rom. 10:17).

1.  Algunos evangélicos dicen que la fe es don de Dios, aplicando mal Efes. 2:8,9, pero Pablo se refiere a la salvación, y no a la fe, como don de Dios.

2.  Es obvio que Pablo se refiere en el contexto de Rom. 12:3-8 a varios dones que Dios reparte a los miembros del cuerpo. Compárese Mat. 17:20, "si tu-viereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará". Si no entendemos que la "fe" de este texto se refiere a un don especial, entonces nadie en la iglesia tiene "fe como un grano de mostaza".

B. No jactarse. El punto es que Dios reparte tales dones, y por eso nadie de­bería elevarse a sí mismo, teniendo más alto concepto de sí que el que debe tener, no importa qué don o dones tenga. 1 Cor. 4:7 dice "Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?"

C. La humildad. Otra vez el énfasis está en la necesidad de la humildad. Ningún hermano o hermana puede jactarse de sus talentos porque todos estos provienen de Dios. Nadie puede elevarse sobre los demás miembros por grande que sea su talento porque es don de Dios. No es algo que uno mismo haya creado.

V. Muchos Miembros, Varias Funciones.

A. No todos tienen la misma función.

1.    El cuerpo físico está compuesto de muchos miembros.

2.    Cada miembro tiene su función especial: Los ojos ven, los oídos oyen, los pies caminan, las manos trabajan, etc.

3.    Los miembros del cuerpo físico están unidos y coordinados y funcionan como una unidad o entidad para pro-mover el orden, la belleza y la utilidad del cuerpo. Lamentablemente hay "miembros" de la iglesia que no reconocen esto. Se sienten "desconectados" de los demás miembros. Parece que asisten para cumplir con su deber individual sin tomar en cuenta que en realidad la iglesia es un cuerpo, y no un grupo de "cristianos" des-conectados.

B. Lecciones enseñadas por Pablo en este texto:

1.  Cada miembro es importante. En el cuerpo físico ningún miembro sobra. Tiene su función y es función importante. Así también en la iglesia, el cuerpo de Cristo, todo miembro cuenta. Todo miembro tiene su función. El miembro de la iglesia debe aprender esto. Todo miembro debe ser útil (2 Tim. 2:21). Finalmente.

2.  Cada miembro es honrado. Ningún miembro debe ser menospreciado por los otros miembros. Véase 1 Cor. 12:22-25.

3.  Respeto mutuo. Efes. 4:25, "Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos e los otros".

 

 

Judaísmo Mesiánico (Apuntes CR).pdf
Documento Adobe Acrobat [330.5 KB]
Descarga
Estudio Copas-copitas.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.3 MB]
Descarga
la fe por lo cual vale la pena morir.
un estudio bajado del cristianismo primitivo.
la_fe_por_la_cual_vale_morir.pdf
Documento Adobe Acrobat [4.0 MB]
Descarga
estudio sobre el libro de los hechos.
recibireis-poder-1.pdf
Documento Adobe Acrobat [818.5 KB]
Descarga
recibireis-poder-2.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.1 MB]
Descarga
recibireis-poder-3.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.3 MB]
Descarga
es un estudio muy profundo
Es bueno estudiarlo para saber como debo tomar la cena del Señor. el dia domingo.
Estudio Copas-copitas.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.3 MB]
Descarga
Con el tal ni aun Comáis.doc
Documento Microsoft Word [38.0 KB]
Descarga
EL MANDAMIENTO NUEV1.doc
Documento Microsoft Word [28.5 KB]
Descarga
LA DISCIPLINA DEL SEÑOR.doc
Documento Microsoft Word [42.5 KB]
Descarga
La batorio de pies.doc
Documento Microsoft Word [43.0 KB]
Descarga
El Tema de la ofrenda predicacion..doc
Documento Microsoft Word [184.5 KB]
Descarga
COSAS LAS QUE SON DIFICILES DE ACEPTAR.d
Documento Microsoft Word [32.5 KB]
Descarga
DEBE LA MUJER CORTARSE EL PELO.doc
Documento Microsoft Word [32.5 KB]
Descarga
LAS ELECCIONES.doc
Documento Microsoft Word [97.5 KB]
Descarga
TODO USTEDES PERDERAN SU FE EN MI.doc
Documento Microsoft Word [33.0 KB]
Descarga
Tema las manifestaciones del Espiritu Sa
Documento Microsoft Word [387.0 KB]
Descarga
Es Bíblico el castigo corporal para el n
Documento Microsoft Word [2.7 MB]
Descarga
ES PECADO EL CHISME.doc
Documento Microsoft Word [41.0 KB]
Descarga
LA COPA Y LA COMUNION.doc
Documento Microsoft Word [38.0 KB]
Descarga